s

domingo, junio 13, 2010

Dear heladera empastillada

domingo, junio 13, 2010 Posted by Simón 1 comment
Ayer me levante (hice un terrible sacrificio) a las diez menos cinco para ver el partido del mundial. Nos fué bien, tampoco es que le rompimos el ojete a los negros porque no fué asi. El dia que un blanco le rompa el ojete a un negro voy a empezar a dudar de la bondad del Barba, los ateos van a andar gritando por las calles "Verón se cogió a dos nigerianoooos, ¿DÓNDE CARAJO ESTA SU DIOS AHORAAAA? COMANLA PUTOS"... Caos mundial. En fin, yo no puedo opinar mucho de los partidos porque no soy amante del futbol, cuando juega Argentina miro y aliento y hasta ahi, nada más.
Terminó el partido y la señora directora pasó por mi casa a buscarme. Si, si, no son pelotudos y leyeron para el orto, VINO LA DIRECTORA DE MI COLEGIO A BUSCARME EN SU AUTO. Fue, probablemente, uno de los momentos mas incomodos de mi valiosa vida, imaginense querer sacar un tema de conversacion y no encontrar ninguno adecuado y tener que reorganizar tu vocabulario cosa de no decir ninguna "guarangada" (Odio esa palabra). Debo aclarar que no tuve otra opción para llegar al hogar de ancianos donde brindaria ayuda (si, ya se, ya se, soy un pan del Barba) ya que mi señora mamá no estaba dispuesta a llevarme a la loma del orto y yo era un voluntario, por lo tanto no conocia a nadie mas que a Pau... que vivia a la vuelta de la misma loma del orto.
Pongamosle de nombre... no sé... "Heladera", por una cuestión de identidades y peligro de ser expulsado por solo nombrar a la querida directora.
- Emmm...
Silencio incomodo
- Ehh... ¿Vió el mundia Heladera?
- No, no... a mi me gusta el basquet.
En el caso hubiera chamuyado, pero se tanto de basquet como de vallet cerré el orto.
- Ah...
- Si...
Silencio incomodo large.
- Al final... ¿Se suspendieron las jornadas?
- Si, no pudimos organizar nada con el consejo
- Uh, que cag... digo, que mal.
- Si...
- Igual, yo falté el dia de la jornada.
- ¿Ah si?
- Si, si...
- *Risita de compromiso
Silencio extralarge
- Y, esteeem... ¿Por donde queda el hogar?
- Por aca cerquita...
- Ya veo...
Silencio megalarge
Por fin llegamos, cuando me bajé de su coche por poco beso el suelo (por cuestiones de higiene y mi propia salud psicologica no lo hice).
Cuando llegamos la pena me inundó, muchisimos abuelos abandonados por sus "familias" vivian ahi, muchos con serias dificultades para hablar, otros para escuchar, para caminar y otros no tan mal. Me hice amigo de una señora que andaba en silla de ruedas y tenia los dedos totalmente destruidos, doblados. Yo jugaba al bingo con ella y le ponia la fichas en el cartón. Era bastante mal humorada al principio, pero despues de insistir me "aceptó" y charlamos un rato mientras jugabamos al bingo. Me quede bastante mal cuando me fui, le prometi que iba a volver y tengo pensado hacerlo, la gente ahi no tiene una alegria y nosotros, quiero creer, le dimos una tarde diferente.
Cuando salí fui a la casa de mi novia y vimos una pelicula de un flaco que era soldado y se engancho a una rubia, a la cual en dos semanas le prometia casamiento y se la garchaba cada dos minutos y medio. Cuando terminó la semana, el vago se tomó el buque a la guerra en La Concha de la Lora (cerquita de España) por un año mas o menos. Volvió, se la dió a la novia nuevamente, saludó al padre que tenia problemas mentales y lo llamaron de la central militiar para avisarle que se tenia que ir tres años mas a la guerra. El flaco estaba hasta las pelotas de que lo llenaran de plomo pero tuvo que ir igual y a la novia no le gusto ni mierda pero dijo que lo iba a bancar igual. El final es similar a los de siempre, el tipo recibió dos balazos pero sobrevivió, la mina se casó con otro, el padre se murió. El tipo arrepentido de ser gay... digo, de no haberle dado pelota al padre en tooooooda su vida se deprime mal, va a ver a la minita de nuevo y... y... bueno, me aburrí, en fin, la ultima escena es el flaco abrazando cinco años después a la tipa. Para mi que vuelven, aunque Carolina dice que no es así. Yo soy positivista... sonó politico. La pelicula es "Dear John", y acabo de contarte todo el final. Está, dentro de todo, buena.
Cuando me fuí de su casa me dolia la cabeza, la panza, la garganta, el pecho y la uña del dedo gordo (la mordida de pitufo nunca sanó del todo). Me empastillé con ibupirac, tomé mi dosis de raoccutan y soda y mi pastilla y eso y lo otro y puto el que lee.
Despues de recuperarme de mi sobredosis, me fui a la guarida secreta, a lo de Bruno. Festejaba su secreto... digo, su cumpleaños con mucho veneno etilico del cual yo no pude beber ni una gota porque soy correcto y porque estaba con los remedios de mierda esos.
- Che Saimon ¿No tomas?
- No, no puedo
- ¿Por?
- Estoy tomando remedios
- Que ortiva

Un rato despues
- Che Saimon, ¿No tomas?
- No...
- ¿Por?
- Estoy enfermo
- Que ortiva

Mas tarde
- Che Saimon ¿No tomas?
- NO, DIJE QUE NO TOMO
- Bueeeeno... pero, ¿Porqué?
- PORQUE NO PUEDO, ¿QUE SOS PELOTUDO? NO-PUE-DO.
- Que orti--
- AH, ORTIVA TU VIEJA QUE DEJÓ QUE NACIERAS PEDAZO DE HIJO DE PUTA, DALE, DALE, VENÍ SI TENES HUEVOS, VENÍ.
*BANG
Le reventé una silla en la cabeza al tipito. Después corrí veinte cuadras hasta mi casa porque una turba de gente violenta me corria a los pedos con palos, piedras, antorchas y mapaches rabiosos.

Ese fue mi sabado, me terminé acostando a las dos y media de la mañana, una tristeza. Me sentia para la raja, pero bueno, si hubiera salido la historia hubiera sido diferente y, por ahi mas larga.

Odio la palabra potaje... no se, me da asco.
Me pareció:

1 comentario:

  1. Hola ¡
    Permíteme presentarme soy Cleofé, administradora de 5 blogs, visité tu blog y está interesante, Me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme
    Éxitos con tu blog.
    Un beso
    Cleofegarcia@hotmail.es

    ResponderEliminar