s

domingo, junio 20, 2010

Alfs, alfs por todos lados...

domingo, junio 20, 2010 Posted by Simón No comments
Queridos abuelos; necesitan un teclado nuevo, definitavemente. Le erro a las teclas un minimo de dos veces por palabra, la concha de la lora.
Feliz dia a mi viejo y al Barba, por haberme dotado con una tara en la cabeza y un pene gigante... ejem... Manden saludos a todos los alcoholicos de sus padres y si hay algun pibe mio por ahi, estoy esperando mi regalo todavia. Hoy estoy zarpado.
Paso a contar lo que soñé;
Yo supongo que antes de dormir tengo un terrible problema, imagino las cosas mas infames, incoherentes, intermitentes y todas las palabras que empiezen con in- y terminen con -s, entonces eso provoca que mi mente repelotuda se "auto-fume" y sueñe boludeces INMENSAS COMO MI... bueno, dejemos de hablar de mi miembro.
- Todos sabemos que la tenes chiquita
- ¿Y porqué tooodos saben el tamaño de mi pito?
- Esteeeeem... oopa, llego tarde a mi clase de tarjeteria navideña, nos vemos.
En fin, mi sueño me situa a mi en mi viejo instituto de ingles, Country School. El instituto es amplio y tiene patios de tierra pura, donde se ha intetado plantar hasta marihuana y no crecen ni los yuyos, parece una construcción, los distintos "patios" están divididos por una mata de... de... por un arbol de mierda, por eso. Bueno, cuestión, estaba ahi y habia una actividad de noche, supongo que yo era mucho mas chico, poruqe estabamos jugando a la escondida... todo el alumnado del cual yo conocia a un par nomás. Entre ellos habia una pendeja gorda tanqueta con aliento a ajo vencido y unas botas de guerra, yo sabia que la conocia (esta mina en la realidad no existe... espero) y también sabia que tenia una melliza, lo que duplicaba el terror que me provocaba esa suerte de pesadilla.
- Simón, corré.
- No quiero.
- Dale, corré.
- TE DIJE QUE NO GORDA, NO CORRO UNA MIERDA, TENGO PAJA.
La gorda no puso cara de nada y se tomó el buque al baño, no quiero ni imaginarme lo que fué a hacer, tenia un miedo importante yo a esa altura.
Mientras todos corrian como pelotudos gritando cosas fuera de lugar y contexto, como por ejemplo; "Viva perón", "Yo maté una prostituta diez veces porque hace rato no lo hacia con vainilla", "Mi módem corre con frio" y "Tecleá mas rápido que la carne ya está al horno hace trece horas y media". De repente naves por todo el cielo con luces coloradas hacian un ruido a perro tomando agua (ya saben de que hablo... ese "suip, suip, suip"), eran unos pequeños OVNIS que invadian mi querido instituto (en realidad lo odiaba con todo mi hermoso ser). Unos hombres peludos bajaron en paracaidas desde las naves. Los tipos eran IDENTICOS (por no decir que eran) a Alf, misma estatura, pelo, trompa, cola, senos, todo. Los seres disparaban con una especie de palangana pequeña a todos los estudiantes que corrian despavoridos por el predio, a los gritos. Manga de maricones, PELEEN. Disparaban y volvian humo a todos SALVO A LA GORDA que la levantaron y le pusieron un ramo de rosas en la cabeza a forma de vincha. Sinceramente, yo no entendia un carajo, seguia parado en el mismo lugar. La gorda comenzó a hablar con los marcianos pero estos a la primera palabra se incendiaron de repente y, incinerados, corrian y se revolcaban haciendo ruidos de perro apareandose en invierno. Raro, si.
Empezé a entrar en panico asi que pensé una forma de matar a los bicharracos estos...
- YA SÉ, ¡LA GORDA ESTA ES LA SOLUCIÓN! La flaca tenia un aliento a ajo terrible. Sus debilidades son los ajos. QUE GENIO QUE SOY LA PUTA MADRE.
Enseguida busqué en mi mochila un ramo de ajos y un megafono... si, ¿Qué tiene? ¿No llevan ustedes ajo en su mochila en caso de invasión de Alfs? Ah, son raritos ustedes eh...
- GORDA, CANTATE UN TEMA DE CELIN DION, DALE CULEADA...
- Enlooooooooooooooooooooooooovioooooooooooo, guilolgueis loviuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu.
De a poco los Alfs caian inmolados en el suelo a rodar. Yo mientras arrojaba ajos a todos los que se cruzaban intentando asesinar a su antigua y obesa reina. No recuerdo que sucedió luego, pero desperté asustado.
Bajé y busqué todos los racimos de ajo que habia disponible en casa y los colgué en la puerta de casa.
- ¿Qué haces con todo el ajo Simón? Lo necesito para el puchero.
- ¿Ves mamá? siempre tan egoista, mirá si vienen Alfs, ¿Qué vas a hacer? ¿Eh? ¿Vas a dejar que me coman asi como asi?
- ¡Obvio!
- Pensalo así, no vas a poder ver mas esa novela de mierda que ves en el volver.
- Tomá, comprá setenta racimos mas y colgalos en toda la casa.


Recordatorio; No me hago responsable del daño mental que haya provocado la lectura de este texto.

Ah, un saludo para la Sol (menos mal que lo anoté en el borrador).




Me pareció:

0 comentaron una pelotudez, seguro:

Publicar un comentario