s

miércoles, mayo 05, 2010

Diario de un tipo que va a Buenos Aires: Parte III

miércoles, mayo 05, 2010 Posted by Simón No comments
Viaje a Bs. As.
Parte 3
Luego del café, me despedí de mi vieja (quien hoy está mas insoportable que nunca). Nos subimos al cole y emprendimos el viaje de vuelta a la taberna... err, al hospedaje quise decir. El viaje me pareció larguisimo.
Mientras tanto yo pensaba en que ibamos a cenar nuevamente a las ocho y media de la noche, lo cual significaba que tipo nueve y media me iba a agarrar hambre de nuevo, una garcha, pero no quedaba otra.
En fin, el viaje me pare... no, esto ya lo dije. Me bajé primero del bondi porque me estaba meando encima y el baño del micro estaba cerrado porque, dicen las malas lenguas, el chofer lo utilizó para fines no autorizados. Practicamente volé por las escaleras y al llegar recordé con amargura que las llaves de la habitación las tenia mi buena amiga Paula, que (claro, si yo estoy meado por Zabumafú) bajó ultima del colectivo.
- PAULAAAAAAAA, LAS LLAVES LA CONCHA DE TU HERMANA, TE VOY A MEAR LA PUERRRRTA
- Jodete negri, me diste las llaves porque vos seguramente las perdias
- ¿Tenés que restregarme todo?
- Obvio

- Dale la puta que lo parió, me va a reventar la vejiga en cualquier momento
Le dió dos vueltas al picaporte con la llave y yo la pateé de un modo dramatico.
- ¿Que haces pelotudo?
Pero yo no respondí porque, en primer lugar, no se me ocurrió nada inteligente para decir y en segundo lugar ME ESTABA MEANDO LITERALMENTE.
Cenamos algo casero (en este momento no recuerdo que era), y nos fuimos a dormir.
- Che viejas - nos llamo Chelo de esa manera tan tierna
- ¿Que onda?
- Me dijo el Suarez que se juntan todos en su habitacion para hacer cosas clandestinas, ¿Vienen?
- Definí clandestinas
- Definí habitación - pidió Galvan desinteresado, mientras "leia" el libro de Frankenstein que le prestó el Dios cuerda.
- Clandestinas: Del verbo clandestinar, dicese de jugar al truco sin invitar a los profesores a cargo. Habitación: Dónde vos te haces la paja todos los dias, pelotudo, delen ¿Vienen o no?
- Chelo, sabés bien que soy el unico pelotudo que no sabe jugar al truco
- Y yo tengo que leer el libro
- Uh, son re gays
- Mañana cap--
- MAÑAAAANA VA A SER UN GRAN DIA
- Andate, ANDATE, NO TE SOPORTO, ¡ANDATE!.
Amagué a desenfundar la nueve milimetros y salió cagand
o por la puerta. A los treinta segundos se escucha fuera de la habitación a un profesor enviando a todos a sus respectivas habitaciones
"Y SE VAN TODOS A CAGAR, MANGA DE FORROS, HACIENDO PARTIDAS DE TRUCO SIN INVITARME, YA VAN A VER MAÑANA, HASTA LA CASA DE ZULMA NO PARAMOS".
Chelo entró con cara amargada por la puerta.
- Parece que mañana no va a ser un gran dia.
- Menos mal, ¿Podemos dormir ya?
- No me apaguen la luz - pidió Galvan quien seguia mirando el libro de una manera extraña - quiero terminar el quinto capitulo.
- ¿Cuanto te falta?
- Quince hojas
- ... hasta mañana Galvan, espero que tengas visión de rayos X.
Apago la luz y un ruido extraño sonó seguido de un gritito de n
ena.
- MARCEEEEE...
- ¿Que pasó Galvan? - pregunté
- Se me dió vuelta el colchón boludo, ¡MARCEEEEEEE!
Y, amigos mios, no puedo explicarles la risa que me agarro en ese momento, no se si por la desgracia ajena, por la vocecita de nena que ponia cuando llamaba al profesor o por que el Dios cuerda le hacia pito catalán desde ahi arriba.
- MARCEEEEEE
- ¿Me -- ¡JA JA JA! --podés explicar para que - ¡JA JA JA! llamás a Marce? JA JA JA JA...
El profesor entra con una patada voladora a la habitación
- Que mania que tiene la gente de patear esa puerta - excalmó (?) Chelo.
Yo seguia llorando de la risa
- ¿¿Que pasó??
- Nada boludo, estoy tirado en el piso con un colchon encima porque me pareció comodo y te queria invitar a hacer lo mismo.
- No es mala la idea te digo... - respondió el interpelado (alguien que me diga por favor, que significa esa palabra)
Luego de arreglar el inconveniente atando a Galvan con un chaleco de fuerza a la cama y una mordaza en la boca nos dispusimos a dormir sin ningún otro incidente.

Siete treinta sonó la puerta
- ARRIBA MUCHACHOS, ARRIBAAAA

Bajamos, desayunamos, y nos fuimos. No hubo orgia esta vez porque varias chicas y un chico estaban indispuestas.
Arrivamos al congreso donde, casualmente, no habia NADIE laburando, un par de guardias con pinta de mafiosos, una guia mafiosa, secretarias gatas y mafiosas, pero de politicos mafiosos ni rastro.
- Y bueno, este es el salón de pasos perdidos, ahora vamos, por ultimo, a la biblioteca. Los llevaria a ver el salón azul, pero está en reparación, una pena, porque era algo interesante para ver, hay una araña de quincemil foquitos--
- Despues se quejan de que gastamos mucha energia y no se que...
- ... y mucho oro y todo eso, también estaba bueno porque ahi velaron a la negra Sosa y a...
- Señorita, ¿Y si en vez de contarnos lo que NO vamos a ver nos cuenta lo que SI vamos a ver?
- Tienen razón, pasa que no queda mucho, porque el salón amarillo, el verde, el rojo, el color caca y el indigo también estan cerrados por reparaciones para el bicentenario.
Después de la corta visita a la nada misma fuimos a comer a un tenedor libre... chino. Yo estoy seguro de que no hay nada PEOR, que un lugar donde hay un chino cocinando algo que no proviene del mar. Para empezar, la carne que pidió una de mis esclav-- compañeras, perdón, tenia un pelo. Despues de ver las arcadas que pegó mi amiga, noté que mis porotos tenian un exceso de aceite que v
olvian a la ensalada mas repugnante que el baño publico de los parques de diversiones. También me serví tres bolas de una cosa que nadie sabia pronunciar, un chinchulin (que era lo unico que zafaba, aunque le tenia desconfianza) y una empanada que por dentro era... nada menos que ¡verde!.
Pachu estaba al lado mio.
- Che, boludo, yo ni en pedo me como esto, ¡me da hasta asco!
- No te queda otra que morfartelo
- ¿Por?
- Hay un cartel que dice que si no te comes todo tenes que pagar diez mangos
- ¿Y si no quiero pagar?
- Viene un chino con una katana y te corta las bolas.
- ...
- En serio boludo, ¿De que crees que son las empanadas?
Esta vez, la arcada la tuve yo
- Hace una cosa, agarra un pan, sacale el relleno y mete lo que no te gusta ahi adentro.
- Sos inteligente vos hijo de puta eh...

Asi fue, meti las bolas de papa raras esas adentro del pan y las tape con la miga que sobro
- Las bolas que me van a cortar las bolas
- ¡Ja! Que ironico que sonó eso.
- ¡Ja!
- ¡Ja!
- ¡Ja!
- ¡Ja!
- Bueno, ya fue
- ¡Ja!
- Basta dije
- ¡Ja!
*Click
- ¡J--
* ¡BANG, BANG!
Un esclavo menos... que desperdicio de balas.
Cualquiera de ustedes diria que a mi me pasan las PELOTUDECES que cuento, pero esta vez eramos treinta. Caminando por uno de los tantos paseos cuando vi al amor de mi vida (un amor paternal claro, el amor que le tiene un joven a una vieja a la cual adoptaria como abuela). Sí señores, vi a UNA VIEJA DISFRAZADA DE CAPERUCITA ROJA CON UN ANUNCIO DE SEX-SHOP.

...
...
...
Sí, eso... no es joda. Si no lo creen o no lo imaginen, ¡miren la foto!







































El barba bendiga a esta señora. Probablemente esta sea la mejor imagen de la blogosfera, ustedes dirán si me equivoco, y les digo, YO NUNCA ME EQUIVOCO.

En fin, caminamos por esa calle viendo a gente de todo tipo, hombres, mujeres, niños, viejos, travestis, viejos travestis, bailarines, artistas, vagos (a ver ¿quien fue el gracioso que dijo que yo soy vago de esos?), kiosqueros, locos, caballos y heladeras.


Un saludo al Embajador Nicolas Barroumeres, usted finalice su cumpleaños con muchas putas soplando la velita
Continuara...

Me pareció:

0 comentaron una pelotudez, seguro:

Publicar un comentario