s

martes, julio 20, 2010

Diario de un tipo que va a Caviahue - Parte 1

martes, julio 20, 2010 Posted by Simón No comments
He vuelto y traigo conmigo mas historias que la verga. Sentante, callate y tené una muda de calzones al lado porque la cantidad de cosas que me pasaron te van a hacer mear encima.
Como expliqué en mi post anterior me tomé unas cortas vacaciones hacia Caviahue. El viaje comenzó del siguiente modo;
Un gigantesco grupo de gente se arrodillaba ante mi, mientras otros me besaban los pies y me abanicaban.
- Traigan a mis esclavas sexuales - grité
Cuando se abren las puertas y entran hermosas mujeres, un sonidito polifónico onda la novena de Beethoven comienza a sonar.
"La puta que lo re mil parió... estaba soñando". Eran las cinco de la mañana y el despertador estaba sonando.
- Tenia que hacer algo yo a las cinco de la mañana... ¿Qué mierda era?
- Vos tenias que--
- Sh, conciencia, no me dejas pensar... ¿Que era?
- Te vas de--
- BASTA, dejame recordar tranquilo
- TE VAS DE VIAJE PELOTUDO, DESPERTATE QUE TE ESTAS QUEDANDO DORMIDO DE NUEVO.
- CIERTO.
Me desperté como apurado y me llevé puesto el inmenso bolso militar.
- La put... ¿¿Quién me hizo el bolso?? ¡¡MAMÁÁÁÁ!! ¡¡SE METIERON MAS PITUFOS EN LA CASA!!
Con ese chillido levanté a toda la casa, incluso mi viejo subió a los pedos y entró a mi habitación con un revolver y una red.
Cargué los bolsos y con mi viejo fuimos a buscar a Pachu y a Suarez que se retrasó porque no encontraba... ¿Adivinen que? ¡Si!, sus calzones rosados. Arrancamos para la terminal y allí esperamos hasta las seis al bondi.
- Tengo hambre Suarez.
- ¿Que soy tu vieja?
- Necesito una madre sustituta.
- Vos necesitas una prostituta que es distinto
- Callate pelotudo... tengo hambre
Subimos al bondi.
- Que comience el viaje
Estuvimos una hora charlando con Suarez de las cosas mas diversas, riendonos de los paisanos que se nos habian sentado atras y escuchaban a lo grasa con parlantes saturados "Have you ever seen the rain?".
- Estos paisanos de mierda, que apaguen esa garcha porque te juro que me levanto y le meto un sopapo que le bajo todo el comedor
- Tranquilo Saimon... El otro dia me puse a mirar un documental de la NASA y toda esa mierda. Yo no sé boludo, pero hay marcianos dando vuelta.
- Y seguro
- A lo que voy, ¿Mirá si nos invaden o algo asi?
- Suarez, les pedí que no trajeran alcohol al bondi
- Enserio pelotudo
- Perdón, pero me cuesta mucho tomarte enserio.
- Chabon, ¡La NASA está ocultando cosas!
- Bajá la voz boludo.
- NO, ELLOS TIENEN QUE SABER, ¡REVOLUCIÓN CARAJO! PAREMOS YA LA MENTIRA DE LA NASA.
Ahora eran los paisanos los que se reian de nosotros. Entre cinco agarramos a Suarez que estaba como loco y lo obligamos a tragar un rivotril asi dormia como un bebe. Luego de esto me dormi yo, Pachu estaba muy concentrado en su música para charlar.
Cuando me desperté ya era de dia y estabamos cerca de Caviahue. Corrí la cortina y la luz dio de lleno en la cara de Suarez.
- Mmmngghlacoooonchadetumaaaaadre
- Oops, perdón.
- Te odio, la puta que te parió... ¿Esos son toros? - preguntó mientras miraba por la ventanilla.
- No, unicornios pelotudo
- Pero tienen dos cuernos
- ... eso los convierte en... ¡BICORNIOS!
- Wow... son hermosos.
Llegamos a Loncopué, un pueblucho habitado por viejos. De repente el colectivo se vió atiborrado de gente, parecia que la comunidad mapuche entera se habia subido y festejaban con sus tipicos bailes y canciones folclorenses (?).
- Muchachossss - nos llamó un gordito IDENTICO a Ricky Maravilla, tan feo, petiso y grasa como Ricky. Era una especie de azafata de colectivos.
- ¿Que pasó?
- Vengo a pedirles que la proxima no ronquen tanto... y que tienen que pagarme el viaje de acá a Caviahue, serian doce pesos.
- ¿Te puedo pagar con cien? - preguntó Pachu
- No se si tengo cambio, pasame y te digo.
Pachu entregó el dinerillo. Una hora después...
- Che, Ricky Maravilla se quedó con mi vuelto la puta que lo parió.
- JAJAJAJAAAAAAA, TE CAGARON.
- Me da igual, los cien pesos eran tuyos...
- ...
Arrivamos a Caviahue, un pueblo tapado por cocaina fria. Nos dejaron a un costado de la ruta, muriendonos de frio.
- ...
- ...
- ...
El vientito corria y no sabiamos que hacer o decir.
- ...
- ...
- ...
- Chem...
- ¿Mhh?
- ¿Que hacemo'?
- Jugar a la rayuela
- ¿Trajiste tiza?
- ... Creo que no.
- Entonces callate.
- Tengo hambre... y frio.
Después de quince minutos se ven a lo lejos los padres de Chelo que nos saludan con las manos.
- ¡Wujuuu, estamos salvados!
Fuimos a la cabaña donde nos dijeron que Galvan y Chelo estaban en el cerro, nos despediamos de ellos que se volvian a Neuquen y arrancamos a comer algo a un restaurant.
- Che, ¡ya se! - tiró el Suarez mientras masticava un raviol de ricota - ¿Y si nos tiramos con trineitos? porque no da para subir quince minutos al cerro.
- ¿Trineitos? ¿TIRADOS POR PERROS?
- Ehh... no
- ¿¿MAPACHES??
- No
- Entonces no.
- Dale mala onda.
- ¿Pero como carajo nos vamos a mover? No tenemos perros ni mapaches ni lobos que tiren del puto trineo.
- Nos tiramos de una bajada pedazo de pelotudo
- ¿Por qué me tratas asi?
- PORQUE SOS UN PELOTUDO, HACES SUPOSICIONES DE MIERDA Y NO PODES RESPIRAR MIENTRAS PENSAS.
- Que malo que sos... AUXILIO, ME ESTOY ASFIXIANDO
- Primero exhala, DESPUES INHALA.
- Ufff... muchas gracias.

Al final nos alquilamos un trineo. La minita que nos atendió al parecer me tenia ganas y nos hizo un descuento interesante, me imploró abusar de mis dotes sexuales pero me negué rotundamente por razones obvias... estoy indispuesto.


TO BE CONTINUED...
Me pareció:

0 comentaron una pelotudez, seguro:

Publicar un comentario